Temas

viernes, 30 de julio de 2010

día 258 - Cita a Ciegas

Hoy.
Ahí estábamos mi amiga de la infancia, mi compañera de trabajo y yo, volviendo a esas paredes, olores, ecos, aulas. A la facultad que nunca nos había visto juntas.
Un escueto pero oficial mail nadando a la deriva nos había llegado con un mensaje del estilo "si hiciste toda la carrera y no te recibiste porque te falta la Tesis de graduación, esta charla es para vos".
A más de cuatro años de haber terminado los más de diez años que cursé, he pasado por todas las etapas posibles:
  • "Arranco el mes que viene", "a fin de año", "el año que viene".
  • Pasaban los meses y los estados de ánimo en relación a la cuestión: culpa por no empezar, preocupación, desistir del intento.
  • La falta de tiempo fue la única justificación: que tal historia sentimental me tiene alterada, que el trabajo, que me quedo sin trabajo, que el nuevo trabajo, que la mudanza, que los cursos que hago, que el otro trabajo que acepté part time por un año.
  • Cuando tenía algún tiempo: que necesito las vacaciones, que las pocas horas que tengo libres no las voy a usar para estudiar, que en esta etapa de mi vida tengo otros intereses.
  • Si me preguntaban sobre el tema: enojo, ofuscamiento, aburrimiento, risa.
¡Basta! No me voy a recibir. Punto.

Y aquí estábamos las tres, en esta cita a ciegas con La Facultad, teorizando si la charla se trataría de una terapia de grupo, de una propuesta metodológica para abordar la tarea, si la facultad estaría necesitando sí o sí que la gente se reciba y nos propondrían un Plan de Tesis Accesible y con Facilidades.
Se dio la charla ante una verdadera multitud que obligó a cambiar el aula prevista hacia la más grande de la facultad. Entre tips para abordar una tesis, y alguna que otra frases de motivación, La Facultad nos habló tanto con intereses políticos como académicos (huvo una oradora por cada interés), una suerte de "necesitamos que se reciban pero no por eso se aceptarán Tesis patéticas".


¿Sólo con la motivación alcanza? Si obtener el título no es una motivación para mí, ¿Cual será? Convengamos que la motivación por la indagación académica en sí no sería la más popular: si la Tesis fuese optativa ¿qué porcentaje del alumnado la haría?
Y nos fuimos. ¿Haber ido significará que ahora sí vamos a empezar a concretar aquella intención de hacerla? ¿O fue un paseo al pasado que resultará anecdótico mañana, cuando vuelva a mi "vida actual"?


Dejé sin responder la última pregunta de la mini encuesta que repartieron, que decía algo así: ¿Qué podría ofrecer la facultad para ayudarte a terminar la Tesis?
...
aquí descargo mi respuesta: una beca equivalente a un sueldo medio por un año y trabajo asegurado por los tres años siguientes, estabilidad emocional, anular mis otras inquietudes e intereses, venir a casa a lavarme los platos, la ropa, la casa.
¡Ah! Y un tutor copado, con onda, que se apasione con el tema que elegí, que esté bien parado ante su vida, que sepa lo que quiere, y que eso que quiere, sea yo.

Creo que con eso alcanza.

2 comentarios:

  1. me hizo acordar, salvando las diferencias, obvio, a mi dieta!! jajaja.. es algo que uno patea eternamente hasta que siente ese impulso interno y un día, con un simple click interno, se encamina..

    el requisito que más me gusta? el del tutor copado :D (podríamos agregarle que esté bueno también, no? para cuando se aburran de tanta tesis)

    ResponderEliminar
  2. Tal cual! ¡Y lo de dejar de fumar! Mi tema es que pasan los años y el click no llega... ni para la tesis, ni para dejar de fumar. ¿Tendré que forzarlo? ¿Crear un click artificial?

    Ay... el tutor... si cumpliera con todos los requisitos que puse, por mí puede ser un monstruo. Aunque, obviamente, el "estar bueno" se puede canjear por cualquiera de los requisitos!

    ResponderEliminar

Comentarios